La cebolla (Allium cepa) es una planta herbácea de la familia de las Aliáceas que presenta un sistema radicular formado por numerosas raicillas fasciculadas, que salen a partir de un tallo a modo de disco. Este disco caulinar presenta numerosos nudos y entrenudos (muy cortos), y a partir de éste salen las hojas.

Las hojas tienen dos partes claramente diferenciadas: una basal, engrosadas como consecuencia de la acumulación de sustancias de reserva que forman el bulbo, y otra terminal, que es la parte verde y fotosintéticamente activa de la planta. La forma y colores de los bulbos son muy variables característicos de cada variedad. Tienen un olor y sabor típico con notable poder bactericida.

CONSEJOS GENERALES PARA EL CULTIVO DE LA CEBOLLA

  • Sembrar en la época adecuada según el ciclo de la variedad y zona de cultivo. Puede hacerse en semillero (6-8 grs./m2) o en siembra directa con semilla desnuda (5-6 Kg/Ha) o pildorada (600.000-1.000.000 píldoras/Ha).
  • Buscar las fincas más fértiles y que no sean arcillosas.
  • Preparar bien el suelo y con una capa superficial fina (2cm.)
  • Utilizar un abonado de fondo rico en Nitrógeno y Potasio. Si se aporta estiércol, es preferible hacerlo 3-4 meses antes de la siembra. No aportar más Nitrógeno cuando el bulbo de la planta está a mitad del desarrollo.
  • Mantener el campo libre de malas hierbas, ya que al tener poca superficie foliar invade rápidamente el cultivo y afecta mucho al rendimiento.
  • En Primavera controlar Mildiu, Botritis (en años lluviosos) y los trips durante todo el cultivo.
  • En el uso de herbicidas, fungicidas e insecticidas, se deberán seguir las instrucciones de la casa suministradora.
  • Una semana antes de la recolección es deseable un tratamiento antifúngico de amplio espectro (contra Fusarium, Rizoctonia, etc..) para que los bulbos entren en el almacén lo más limpios posible.
  • Es importante que en el momento de la recolección, la cebolla haya perdido el exceso de agua por lo que se tendría que prescindir del “último riego”.
  • Recolectar con cuidado y lo antes posible una vez arrancadas
  • Es fundamental almacenar la cebolla en perfectas condiciones de ventilación y temperatura para obtener una óptima conservación, dentro de las características de cada variedad.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies