La Berenjena (Solanum melongena), es una planta herbácea anual que pertenece a la familia de las Solanáceas. Alcanza una altura de 0,5 a 1m. Su planta presenta tallo erecto y ramificado. La cara posterior de las hojas está cubierta por una capa de pelos, con nervaduras provistas a veces de espinas y las flores son grandes y de color violeta en forma de estrella.
Es una planta muy exigente en luminosidad, requiere de 10 a 12 horas de luz. Soporta bien las temperaturas elevadas siempre que haya una humedad adecuada y es muy sensible al frío, temperatura mínima biológica (10 a 12 °C) y la máxima (40 a 45 °C), la humedad relativa óptima oscila entre el 50% y el 65%. Es un cultivo de verano

CONSEJOS GENERALES PARA EL CULTIVO DE LA BERENJENA

  • Es más exigente en temperaturas que el pimiento y tomate, siendo su óptimo entre 20 y 30ºC, no crece por debajo de 12ºC y aguanta bastante bien temperaturas mayores de 40ºC.
  • Se multiplica por semilla, en semilleros, generalmente en bandejas para obtener plantas listas para trasplantar cuando tienen 4-5 hojas.
  • Es un cultivo exigente en luz y temperaturas agradables.
  • Es una planta exigente en suelos, profundos y bien drenados, aunque aguanta los terrenos fuertes.
  • No tolera los excesos de humedad.
  • Marco de cultivo de 0,8-1 m. entre líneas y 0,5-0,8 m. entre plantas.
  • No tiene excesivos problemas fitosanitarios siendo los más importantes la araña amarilla, escarabajo de la patata y la enfermedad de la alternaria.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies